BLOG

La espirulina: una cianobacteria con todos los aminoácidos esenciales

La espirulina, qué es y qué hace

Las súper algas: spirulina y chlorella

Según se dice, la spirulina trajo la palabra de súper alimento a Occidente. La Chlorella y la spirulina llevan aquí desde el principio de los tiempos. Cuando en nuestro planeta no había oxígeno, estas microalgas de los océanos empezaron a generar la atmosfera, proporcionando este compuesto vital para nosotros. Ellas poseen una información más primigenia.

Estas algas son unicelulares, microscópicas, lo cual quiere decir que no forman tallos, ni hojas. También, se les llama cianobacterias.

Por un lado, la spirulina contiene clorofila. La clorofila se caracteriza por la capacidad de oxigenar y limpiar la sangre. Y es que el fitoplacton marino y las cianobacterias, como el alga espirulina y la chlorella,  limpiaron y oxigenaron nuestro aire creando la atmosfera.

La spirulina es un superalimento que ofrece proteínas más digeribles que las de la carne de vacuno y contiene una sorprendente variedad de elementos nutritivos: vitaminas, minerales, ácidos nucleicos (ADN y ARN), clorofila y una amplia gama de fitoquímicos.

Millones de personas alrededor del mundo utilizan la spirulina como un complemento alimenticio en su dieta siguiendo las recomendaciones de las Naciones Unidas (O.N.U.) y la Organización Mundial de la Salud. Mediante el Instituto Intergubernamental para el Uso de las Microalgas Spirulina contra la Malnutrición la O.N.U. recomienda el empleo de microalgas como la spirulina contra la malnutrición aguda en situaciones de emergencia humanitaria, de malnutriciones de índole crónico, y para el desarrollo sostenible.

Atletas olímpicos de China y Cuba han estado consumiendo espirulina para mejorar su rendimiento deportivo. En el centro de formación deportiva más grande de China entrenadores han informado de que mejora la recuperación y estimula el sistema inmunológico.

Beneficios de la spirulina:

  • suplemento dietético ideal anti-envejecimiento.
  • Fácil de digerir.
  • Contiene antioxidantes como el beta caroteno.
  • Complemento alimentario de calidad rico en hierro asimilable.
  • Contiene además vitamina E, calcio, fósforo y magnesio.
  • Baja en grasas saturadas, a diferencia de otros alimentos con alto valor nutricional, como los lácteos y las carnes.
  • Aporta ácidos grasos esenciales, que no pueden hallarse en la carne, huevo y lácteos.
  • Baja en calorías.
  • Potente regenerador de la flora intestinal.
  • Activador de los mecanismos celulares de desintoxicación.
  • Nutre y protege al hígado y riñones.

La espirulina es fuente de vitamina B-12, esencial para la salud de los nervios y tejidos, especialmente para los vegetarianos.

Cómo consumirla y sus efectos

Puedes tomarla en comprimidos, en trozos o en polvo. Los comprimidos son muy prácticos, pues no a todos gusta el sabor, y cuando comes fuera resultan más manejables. En tus batidos de frutas y vegetales puedes utilizar los trozos o el polvo ¡Y como pigmento verde es genial!

La dosis recomendada de espirulina es de 1500 a 4000 mg / al dia.

Desde mi experiencia personal, que han sido más de 15 años tomándola, solo he encontrado beneficios consumiéndola. He suplido las posibles carencias de una dieta vegana-vegetariana. Me ha aportado energía y fuerza mental y me ha ayudado a mantenerme en salud.

Cuando empiezas a tomar espirulina o Chlorella sus efectos depurativos y desintoxicantes pueden tener estos efectos en algunas personas:

  • Sed y estreñimiento. Cuando comas un gran volumen de alga es conveniente beber al más de medio litro al día para absorberla.
  • Subida de la temperatura corporal, debido a la necesidad del cuerpo al quemar la proteína extra del alga.
  • Mareos. Toma menos cantidad y si no mejoras consulta con tu médico o naturópata.
  • Dolor de estómago.
  • Erupciones cutáneas, que pueden ser debidas al efecto depurativo del alga.

Es importante conocer la procedencia de la spirulina y la chlorella que compremos; cuanto más puro el ecosistema en la que ha sido cultivada mejor. Las algas tienen una gran capacidad para absorber todo tipo de sustancias existentes a su alrededor, en especial los metales pesados.

Contraindicada en los casos siguientes:

  • Tanto en caso de hipotiroidismo y sobre todo con hipertiroidismo si deseas consumir espirulina al principio deberás consultar con un médico. Si bien el alga espirulina contiene una mínima porción de yodo, puede influir sobre la glándula tiroides. Se recomienda con hipotiroidismo consumir siempre dosis mínimas, e ir subiendo semana a semana. Para el hipertiroidismo la espirulina está generalmente contraindicada.
  • Mujeres embarazadas y niños pequeños deben consultar antes con un profesional cualificado de la salud si deciden consumirla.
  • En caso de insuficiencia renal.

La spirulina es una buena opción como proteína, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales que necesitamos. No obstante, es baja en metioninacisteína y lisina (no es esencial y se fabrica a partir de la metionina) si la comparamos con la carne, los huevos o la leche.

De todos modos, esto no es importante, pues al incorporar:

  • el arroz, el mijo, el trigo, la avena, etc. que son ricos en metionina;
  • las semillas de girasol son una excelente fuente de cisteína. Y también lo son el tofu, el tempeh y el seitán. Y también lo son los dátiles, los cereales, el ginseng, las legumbres, las verduras y las hortalizas, los cereales, los frutos secos y las semillas.
  • Y por ultimo, las legumbres cubren nuestras necesidades lisina.

En cuanto a proteínas de refiere, estaríamos cubiertos con una dieta rica en verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres, frutos secos y alga espirulina.

Las algas de agua dulce desde el enfoque energético YIN YANG

Las algas son de naturaleza Yin, confieren energía de dispersión, enfrían. Las algas del mar al contener sal són más Yang, la sal es contractiva y genera calor. Entonces, las algas de agua dulce, como la chlorella o la spirulina son bastante Yin y las hemos de equilibrar dentro de nuestros platos, batidos y preparaciones con alimentos más contractivos como el gomasio o el tamari para equilibrar sus energías.

La deshidratación, no obstante, también aporta una energía más Yang, de contracción, de calor a nuestros alimentos; lo cual es genial en los casos de frutas y algas, ya que estos alimentos son muy Yin, expansivos, generan frío, y tomados de manera indiscriminada pueden desequilibrarnos energéticamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  +  41  =  42