Las pseudovitaminas

Las vitaminas liposolubles A, D, E y K son solubles en lípidos y por lo tanto necesitan ser vehiculizadas en grasas, son poco alterables y pueden acumularse en el organismo como reserva.